Calefacción Suelo Radiante Murcia | Información completa

Suelo radiante – Todo lo que necesitas saber

calefacción por suelo radiante

Suelo radiante – Todo lo que necesitas saber

CALEFACCIÓN POR SUELO RADIANTE

A menudo, es común que a la hora de instalar un sistema de calefacción hagamos una revisión general de nuestros conocimientos sobre el consumo que estos producen con el fin de hacer una elección que nos aporte beneficios desde el primer momento. Por este motivo, Instalfrica continua con su sección “Todo lo que debes saber”, trayéndote ahora una maxi entrada que te explica todas las ventajas e inconvenientes del suelo radiante y el suelo refrescante.

Para los que no lo conozcan, el suelo radiante es un sistema de climatización relativamente novedoso que, gracias a haber sido desarrollado para funcionar a  bajas temperaturas, ofrece un rendimiento altamente eficiente, permitiéndonos ahorrar sin reducir nuestro confort. A pesar de ser catalogado como suelo radiante, es un tipo de calefacción que permite su instalación en cualquier parte de la vivienda, incluyendo el techo y las paredes de esta, aunque devuelve un ambiente mucho más natural cuando se instala en el suelo.

Puede que también te interese… “Suelo radiante o radiadores ¿Cual elegir?

¿CÓMO FUNCIONA EL SUELO RADIANTE?

El funcionamiento del suelo radiante o suelo refrescante aprovecha un factor de la calefacción que, en el caso de la mayoría de sistemas de climatización, no es tenido en cuenta.

Como ciclo natural, el aire caliente pesa menos que el aire frío, tendiendo a subir hacia arriba cuando alcanza cierto grado de calor. Así, con productos como el aire acondicionado split (que es instalado en la parte superior de la pared) se produce una inestabilidad incómoda en las estancias: mientras que la parte superior de las habitaciones se encuentra caliente, el suelo permanece aún frío, generándose un efecto de pies fríos bastante desagradable. Esto, provoca que necesitemos de una mayor potencia para alcanzar una correcta sensación de confort, elevando los costos operativos de la calefacción de una manera innecesaria (recordemos que elevar un grado la temperatura de nuestra calefacción cuesta alrededor de un 7% más)

funcionamiento suelo radiante

Por su parte, el suelo radiante o refrescante emplea este principio a su favor, pues consigue exprimir al máximo la capacidad calorífica del aire caliente en su ciclo manteniendo una temperatura en los pies ligeramente superior a la que nos llega a la cabeza. Una vez el aire caliente ha llegado al techo, este suele ir perdiendo temperatura, reiniciando el ciclo y administrando mejor la sensación de bienestar percibida. Además, como añadido a esto podemos destacar que el suelo radiante permite que andemos por casa descalzos durante todo el año, conservando el calor mientras nuestra caldera o bomba de calor siga en marcha.

Si seguimos hablando del funcionamiento del suelo radiante, debemos decir que está formado por una red de tubos de poletileno reticulado o polibutileno por los que circula  agua proveniente de una bomba de calor o caldera. Con el fin de garantizar el perfecto funcionamiento y la durabilidad del sistema, actualmente existen múltiples fabricantes de tuberías con modelos muy variados que salvan los inconvenientes de adaptación a cada vivienda. En nuestro caso, preferimos el uso de tubos multicapa, que aportan un coeficiente de conductividad térmica bastante superior al de un polímero tradicional y hace que el circuito sea totalmente estanco, reduciendo al mínimo el mantenimiento del suelo radiante.

tubos multicapa suelo radiante

Una capa de mortero de calidad es la encargada de actuar como una pila energética, proporcionando una elevada inercia térmica que se ve traducida en una pérdida de energía mínima (en comparación con los sistemas que transmiten el calor por convección).

CALEFACCIÓN POR SUELO RADIANTE

Dentro del suelo radiante, existen múltiples fuentes de calor que pueden hacer de sistema de calefacción para él, aunque algunos ofrecen mejores rendimientos que otros.

Principalmente, es un producto diseñado para ser instalado junto a fuentes de energía renovable, que obtienen gran parte del calor que emplean de forma gratuita a través de múltiples métodos, pero existe la posibilidad de implementar cualquier tipo de caldera, incluyendo calderas de gasoil antiguas.

De este modo encontramos:

BOMBAS DE CALOR PARA SUELO RADIANTE

Las bombas de calor son uno de los productos más elegidos para aprovechar todas las ventajas del suelo radiante. Actualmente, existen diferentes tipos de bombas pero las que más repercusión han tenido en el mundo de la calefacción por suelo radiante son las de aerotermia y geotermia.

Bomba de calor aire agua o aerotermia: La aerotermia es ya un gran conocido en el sector de la climatización y se ha convertido en uno de nuestros productos favoritos. Las marcas de calefacción y refrigeración más punteras del mercado no han tardado en desarrollar sistemas aerotérmicos que compiten día a día por liderar el campo de la eficiencia.

bomba de calor geotermica

Las bombas de calor aire agua emplean el calor latente en el aire para producir energía útil que distribuyen al circuito de calefacción, logrando hasta un 70% de energía gratuita en el proceso. De este modo, consiguen un rendimiento de entre el 400% y el 500% con COPS cercanos al 5 y, en el caso de las bombas de calor reversibles, tienen la capacidad de funcionar tanto en refrigeración como en calefacción.

Puedes informarte sobre el funcionamiento de la aerotermia aquí.

Bomba de calor agua agua o geotermia: La geotermia es el gran desconocido del mundo de los sistemas de calefacción. Este tipo de climatizador utiliza la energía calorífica latente en el subsuelo para generar alrededor de un 75% de ahorro en el consumo. Su rentabilidad se debe a que el suelo se mantiene a una temperatura estable durante todo el año a partir de cierta distancia de la superficie, factor que aprovecha la bomba de calor agua agua para producir calor.

bomba de calor geotermica

Normalmente, en una instalación de geotermia se ubica una bobina como recolector a una profundidad de 1.5 metros, extrayendo el calor de esta para distribuirlo al suelo radiante.

Como hemos introducido, la geotermia no es uno de los equipos más populares del mercado y no existen tantas opciones como con la aerotermia pero marcas como Vaillant con su Vaillant flexoTHERM y Vaillant flexoCOMPACT exclusive presentan una gran solución  para todo tipo de instalaciones.

CALDERAS PARA SUELO RADIANTE

Entre las opciones para realizar la calefacción por suelo radiante en cualquier hogar o local comercial también encontramos casi todo tipo de calderas. Estas, forman parte de los productos más tradicionales que existen actualmente, sobre todo cuando hablamos  de las calderas de gasoil o calderas de biomasa, que están lejos de ser una de las mejores opciones para el suelo radiante.

Las calderas de gasoil y calderas de biomasa han sido diseñadas para ser utilizadas como focos de calor de alta temperatura con emisores que requieren de hasta 80ºC, por lo que están enfocadas a funcionar en rangos de potencia similares. En el caso del suelo radiante, basta con configurar nuestro equipo entre los 35ºC y los 40ºC para conseguir el mismo ambiente que un circuito de radiadores y fancoils, produciéndose un gasto excesivo cuando se instala junto a calderas de este tipo por no estar desarrolladas para trabajar a dicha temperatura.

En el caso de las calderas de gas o calderas a gas, es importante destacar que se ha producido un gran avance tecnológico con respecto a estas que las hace perfectas para el suelo radiante. Con el paso de los años, se ha ido mejorando la tecnología de condensación hasta llegar al patentado de las calderas de condensación a gas. Este tipo de caldera consigue unos rendimientos del 110%, reduciendo un 35% el consumo a través de su progresión. Además, las calderas de condensación son equipos totalmente estancos, por lo que resultan muy positivos para el medio ambiente al no emitir casi gases contaminantes (26% menos)

ENERGÍA SOLAR PARA SUELO RADIANTE

La energía solar térmica o energía termosolar aprovecha la energía del sol por medio de recolectores o paneles solares térmicos para producir y distribuir el calor al suelo radiante. Este calor, es transmitido al agua o fluido refrigerante del sistema una vez ha alcanzado una temperatura de entre 40 y 50ºC (siempre sin exceder los 80ºC) y es una de las opciones más naturales y ecológicas que podemos elegir para instalar nuestro suelo radiante.

Aunque este tipo de climatización es muy beneficiosa para nuestro entorno, sus porcentajes de eficiencia no son tan altos como los de los equipos antes desarrollados, sólo alcanzando un 30% en calefacción y un 90-100% en la producción de agua caliente sanitaria.

Cabe destacar que, con los avances tecnológicos de los últimos años, la energía solar es un sistema óptimo para todo el año, pues puede aprovechar la luz del sol incluso en los días nublados.

SUELO RADIANTE ELÉCTRICO

El suelo radiante eléctrico es un sistema de calefacción con un funcionamiento muy similar al suelo radiante tradicional. Está compuesto de una serie de cables eléctricos que permiten la producción de calefacción y que permanecen instalados bajo el pavimento. El funcionamiento de estos es controlado por un termostato o un sistema inteligente y permite el uso de una temperatura de impulsión más baja que los sistemas tradicionales, distribuyendo el calor de forma uniforme sin puntos calientes ni derroches de energía.

suelo radiante electrico

El suelo radiante eléctrico es silencioso, rápido de montar y no necesita ningún tipo de mantenimiento, por lo que la inversión inicial que hacemos en la instalación es la única inversión que necesitará por muchos años. Su principal punto a favor es que sirve para ambientes húmedos donde el suelo radiante por impulsión de agua provoca malestar ampliando este valor en su desempeño.

La gran desventaja del suelo radiante eléctrico es el alto consumo de electricidad que produce, que, frente al sistema de suelo radiante por fuentes renovables y combinables con otras, es muy superior.

SUELO REFRESCANTE

Una de las ventajas más destacables del suelo radiante es su posibilidad de funciona como suelo refrescante, ofreciendo refrigeración a cualquier estancia con un ambiente muy agradable. Los grandes progresos de las marcas en cuanto a las bombas de calor reversibles han propiciado la popularización del suelo refrescante como opción para la climatización del hogar, existiendo una gran variedad de bombas de calor aerotérmicas que se adaptan a todo tipo de edificaciones.

Este servicio requiere de configurar nuestra aerotermia en unos rangos de 8 a 12ºC, pero posee el inconveniente de que no es realmente eficaz en zonas costeras o con mucha humedad, pues se forma agua dentro de él. Asimismo, con su instalación evitamos las incómodas corrientes de aire frio de los aires acondicionados tradicionales, obteniendo una sensación de fresco mucho más cómoda.

Decimos que el suelo refrescante es un gran equipo para realizar la refrigeración de cualquier estancia porque, al contar con una superficie de transmisión de calor tan grande, requiere de menos grados para alcanzar la temperatura indicada, enfriando y calentando la casa desde distintos puntos de manera simultánea.

¿CUANTO CUESTA EL SUELO RADIANTE?

Aunque durante toda esta entrada habrás podido comprobar que el suelo radiante refrescante es un sistema de climatización con un sinfín de beneficios, el precio no es uno de ellos. En un inicio, este producto era muy poco asequible por contar con escasos fabricantes que ofrecieran material para su instalación, punto que dificultaba la instalación de este. Ahora, aunque se ha reducido el precio del suelo radiante, sigue sin ser un sistema de calefacción barato, alcanzando unos rangos de precios de suelo radiante por m2 de 50€.

Por otro lado, un factor que encarece la instalación de suelo radiante es que es un sistema que depende de un productor de agua caliente sanitaria como la bomba de calor o las calderas. Esto, implica que, aunque seamos capaces de asumir el precio de suelo radiante por m2, también deberemos incluir en nuestro presupuesto el precio de un segundo equipo que haga de fuente de calor y frío para el circuito de calefacción.

SUELO RADIANTE VENTAJAS E INCONVENIENTES

Ahora, a modo de resumen y para que toda la información de esta entrada quede de una forma mucho más visual, realizaremos un resumen a modo de conclusión sobre las ventajas e inconvenientes del suelo radiante. De este modo, puedes valorar todos los factores antes expuestos y decidir si es el sistema que más te beneficia.ventajas e inconvenientes suelo radiante

 VENTAJAS DEL SUELO RADIANTE

  • No produce CO2 por lo que es más seguro.
  • Es un producto que aprovecha energías renovables, por lo que es ecológico.
  • Apenas necesita mantenimiento: el suelo radiante posee un sistema estanco cuyo único inconveniente es la necesidad de realizar una limpieza de lodo cuando esta se requiera.
  • El consumo del suelo radiante es mínimo gracias a aprovechar bajas temperaturas para producir un ambiente ideal.
  • Emite un calor mucho más natural y consigue una temperatura más acogedora.
  • No produce corrientes de aire.
  • Al no recurrir al aire, no necesita filtros para mantener a este libre de agentes nocivos y es uno de los sistemas más sanos del sector.
  • Al contrario que la mayoría de equipos, puede aportar tanto refrigeración como calefacción.
  • Emite calor incluso después de apagar la fuente de calor gracias a su gran inercia térmica.
  • Permite sistemas de zonificación como Acuazone para individualizar el consumo.
  • Es muy versátil: permite su instalación en el suelo, en el techo y en la pared.
  • Permite múltiples fuentes de energía, incluyendo la posibilidad de unir bomba de calor y energía solar o similar.

INCONVENIENTES DEL SUELO RADIANTE

  • El precio del suelo radiante por metro cuadrado es bastante caro.
  • El suelo radiante no es un sistema de calefacción en sí mismo, por lo que depende de la inversión en un segundo equipo de climatización.
  • No es apto para climas cercanos a la costa o con mucha humedad, pues empeora este factor y se producen gotas de agua dentro del sistema.
  • La calidad de la instalación depende mucho de los materiales empleados y cada servicio de instalación de suelo radiante elige los suyos.
  • La rentabilidad del sistema depende del equipo que produce agua caliente sanitaria. El suelo radiante es mucho más rentable con bomba de calor que con caldera de gasoil.
  • La refrigeración del suelo radiante puede no ser adecuada para según qué climas.
  • Instalar suelo radiante implica realizar obras bastante grandes, teniendo que levantar el suelo.
CONOCE NUESTROS PROYECTOS DE SUELO RADIANTE